dimarts, 12 d’abril de 2016

JOSÉ ÁNGEL VALENTE (...) Y SÉ QUE NO ESTOY SOLO (...)

"De la cendra brotarà un nou bosc", Arabalears-Fotografia Alejandro Sepúlveda

"SERÁN CENIZA"

Cruzo un desierto y su secreta
desolación sin nombre.
El corazón
tiene la sequedad de la piedra
y los estallidos nocturnos
de su materia o de su nada.
Hay una luz remota, sin embargo,
y sé que no estoy solo;
aunque después de tanto y tanto no haya
ni un solo pensamiento
capaz contra la muerte,
no estoy solo.
Toco esta mano al fin que comparte mi vida
y en ella me confirmo
y tiento cuanto amo,
lo levanto hacia el cielo
y aunque sea ceniza lo proclamo: ceniza.
Aunque sea ceniza cuanto tengo hasta ahora,
cuanto se me ha tendido a modo de esperanza.

José Ángel Valente

José Ángel Valente
Ourense 1929-Ginebra 2000
Excel·lent poeta gallec, advocat i home de lletres.


9 comentaris:

  1. Cuando buscaba el silencio, encontré a Valente; una luz remota contra la muerte...

    Contento me tienes, Glòria!!!

    ResponElimina
  2. Y yo contenta por tí. Hace tiempo que quería copiar un poema de Valente y sabía qie iba a gustarte. Acerté.
    Poetas y coterráneos Valente y vos.

    ResponElimina
  3. hace pocos dias visitamos la tumba de Valente en Oursense, allí, en su silencio, dejamos una flor...

    un abrazo, Gloria

    ResponElimina
  4. Una flor que ya se habrá mezclado con el aire que, sobre las piedras, acaricia al poeta.

    Mil besos, Pilar!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gran veritat: no estem sols.
      Glòria, prova d'imaginar-te morta, allà on sigui: no podràs. Almenys sempre et sentiràs tu, viva, i mai et podràs figurar en no-res. D'aquí ve la por de sentir-te dins la tomba. O que et cremen. No pots pensar-te sense vida perquè sempre hi ets tu i no et pots abstreure. Ara bé, tampoc cal que sigui cendra, després, encara que serà el més probable.

      Elimina
  5. De vegades em veig morta però, està clar com tu dius molt bé, m'hi veig des de la Glòria viva. Només la pèrdua de la consciència es deu poder comparar a la mort.
    Gràcies pel teu savi comentari, estimada Olga.

    ResponElimina